Cómo Preparar la mochila para el Camino de Santiago

Camino Santiago 039En un post anterior os contábamos las consideraciones previas para preparar el Camino de Santiago: qué tenemos que tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno u otro camino de los que se pueden realizar, qué época del año es la mejor… En esta ocasión os queremos contar qué cosas son imprescindibles en la mochila de un peregrino y qué calzado llevar.

¿Qué llevar en la mochila?

Dependiendo de la época hay que llevar lo mismo que para una salida de un día más dos mudas, dos camisetas y un pantalón. En la mochila hay que llevar lo justo tirando a escaso. En las etapas podremos comprar cosas si nos hacen falta que siempre es mejor que no cargarla con cosas inútiles o tener que mandar por correos cosas a casa por exceso de peso. Imprescindible: Neceser con las cosas de higiene y jabón para lavar la ropa. Las pastillas de jabón suave pueden valernos para nuestra ducha y la ropa. También depende de si quieres dormir en albergues o en hostales/pensiones. Si dormimos en albergues habría que añadir saco o saco sábana dependiendo de lo frioleros que seamos y la estación del año elegida. Esterillas generalmente no hace falta, pero a veces por higiene o por si nos quedamos sin plaza en litera y tenemos que dormir en el suelo, también conviene llevarla.

Preparar las paradas en el camino

Exif_JPEG_PICTURE Es muy importante tener una idea más o menos precisa de cuántos kilómetros se están dispuestos a hacer para saber si tendrás facilidad a la hora de encontrar alojamientos o no. Los albergues públicos no se pueden reservar previamente, el primero que llegue es el que tiene cama. Si vas a albergues privados si que se puede llamar por teléfono y en algunos casos aceptan reservas. Elegir un tipo de alojamiento u otro depende de lo escrupulosos que seamos y lo que nos queramos gastar:

  • Exif_JPEG_PICTUREA veces los albergues públicos dejan algo que desear en limpieza y en horarios: la gente ronca y algunos se levantan muy temprano haciendo ruido y nos despiertan, si somos de sueño ligero… chungo. Las duchas en alguna ocasión son mixtas e incluso sin puerta, y eso a mucha gente no le va.
  • Los albergues privados suelen estar bastante bien por poco más dinero. Digo poco más porque antes los públicos (al menos en Galicia) eran gratuitos pero eso terminó.
    Casi siempre podremos cuadrar nuestras etapas con hostales y demás a precios varios.

Camino Santiago 044

Para comer donde nos den. Generalmente no hay problemas salvo en pueblines con lo que siempre habría que llevar algo por si nos dan las tantas y no llegamos a un bar del pueblo. Si te haces todos los kilómetros pensados para ese día antes de comer genial porque toca siesta pero comer en la marcha y continuar por la tarde tranquilamente también mola.

¿Qué tipo de calzado llevar?

Camino Santiago 023 Esta es la pregunta del millón. Sin duda, es crucial elegir un buen calzado ya que los pies serán los que más sufran durante nuestro Camino. Lo más importante es que sea cómodo. Si es invierno o se prevé lluvia botas con membrana, si hará mucho calor interesante zapatilla de treking con buena suela que amortigüe y que sean transpirables. También depende de la tendencia que tengamos a torcernos los tobillos, porque  hay algunas etapas el terreno no es bueno e interesa sujeción. De todos modos el peso de una zapatilla en comparación con una bota compensa ya que con el paso de los kilómetros la carga a nuestra piernas es mucho menos. Y en todo caso llevar unas chanclas para descansar los pies por la tarde y que en un momento dado nos permitan andar.

Anécdotas durante el Camino

Le pido a Román que me cuente alguna anécdota que le haya ocurrido durante alguno de los caminos de Santiago que ha realizado y esto es lo que me cuenta, aunque confíesa que tendría algunas anécdotas más:

Camino Santiago 0241.- El primer Camino que hice fue en Septiembre del 2001, el día 12 llegué a Villafranca del Bierzo. El autobús me dejó en la estación de madrugada y en contra de lo que yo pensaba fui el único peregrino que viajaba en ese bus. De noche, con frío, con sueño y con dolor de espalda del viaje no encontré ningún lugar donde desayunar. Me senté en las sillas de una terraza esperando que amaneciese y como era tal el frío que tenía comencé a andar. Por aquellos años había un tramo muy peligroso de túnel que había que atravesar y pasé tanto miedo por los camiones que pasaban a toda pastilla que al salir me dije que en cuanto llegase a un pueblo me volvía a Madrid. ¿Qué diablos hacía yo con un mochilón a la espalda y pasando miedo y frío con lo bien que se estaría en camita durmiendo? Amaneció, desayuné y me crucé con los primeros peregrinos, un tío y un sobrino de Valencia. Primeras palabras de animo, primer Buen Camino y las dudas fueron desapareciendo.

Camino Santiago 0382.- A los pocos meses de conocer a María hicimos el Camino desde Sarria a Santiago. A lo largo de los kilómetros, del esfuerzo, del dolor, del cansancio, nuestra relación fue tomando forma. Paradójicamente, una de las parejas extranjeras con las que coincidíamos en los albergues, el mismo día que llegaron a  Santiago se separaron.Sé de muchas parejas y amigos que han salido tarifando haciendo el Camino de Santiago y de otros muchos que han enriquecido su relación.

 

Camino Santiago 0403.- En el Camino Sanabrés (el del año pasado) coincidimos con poca gente y eso hizo que nos llegáramos a conocer algo más. Comiendo en un bar con una pareja de sevillanos vimos a un peregrino ya bastante mayor andando muy mal. El chico que le conocía de otras etapas me comentó que un alemán que había sufrido un ictus que le había afectado a un lado del cuerpo e incluso al razocinio. Y allí estaba el hombre a su paso, con mucha dificultad pero haciendo el Camino. Me areció algo realmente hermoso y muy valiente. A estos chicos les perdimos el rastro un par de días antes de llegar a Santiago, ella iba un poco fastidiada de las rodillas. Me dio mucha rabia porque no nos habíamos pasado los móviles y no sabía qué les había pasado. María y yo llegamos a Santiago y fuimos a todas las Misas del Peregrino para intentar verles sin éxito. Nos quedamos una noche mas en Santiago (siempre me ha gustado estar en la ciudad con calma disfrutando del fin conseguido). El día que marchábamos antes de coger el tren nos fuimos a comer y cuando estábamos casi terminando entraron los sevillanos por la puerta. Fue muy emocionante verles y casi un milagro coincidir. No es lo mismo ver a un amigo los fines de semana que convivir con el las 24 horas del día bajo unas condiciones de cansancio, bajones, dolores,… De ahí los desencuentros bastante frecuentes.

Le pedimos a Román una última cosa: un consejo para alguien que se esté planteando hacer el Camino de Santiago. Y esto es lo que nos contestó:

¿Un consejo?
Que viva, que exprima, que disfrute de cada kilómetro, de cada Buen Camino, de cada paisaje y que lo recuerde toda su vida, porque al fin de cuentas nuestra vida es un enorme Camino de Santiago.

Eperamos que os haya resultado de utilidad este post y que os animéis a realizar el Camino. Si es así y para todos los que os hayáis decidido: BUEN CAMINO

¿Te ha gustado?

Pulsa en las estrellas para valorarlo!

Media / 5. Numero de votos:

Anterior

Siguiente

1 Comentario

  1. Inmoxa Lp

    Mira Laura Castillo que bien te hubiese venido esto cuando te fuiste en junio!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies