Parque Arqueológico de Segóbriga, Cuenca

PSegóbriga debió su crecimiento a la explotación de sus minas de lapis specularis, que no es más que el yeso cristalizado que se emplearía como ventanas en las viviendas. Debido a la importancia que este producto alcanzó en el imperio, Segóbriga se convirtió en una ciudad importante.

Lo primero que nos encontramos al llegar a Segóbriga es el centro de interpretación, donde tenemos una pequeña Exposición-Museo que nos permite ver los restos que se han ido descubrimiendo en el yacimiento: monedas, candiles, collares, agujas, vasijas… También podemos ver estatuas del emperador y su familia. La visita a este centro de interpretación nos permite situar los restos arqueológicos hallados.  También nos ofrecen la posibilidad de ver un vídeo donde podemos contemplar una reproducción de lo que sería la vida en Segóbriga.

P

 

Después de visitar el centro de interpretación nos dirigimos al yacimiento en el que encontraremos diferentes restos de diferentes edificios. Lo primero que nos encontramos es la necrópolis que se encontraba fuera de los muros por el miedo que había a posibles epidemias. Algo que llama la atención es el tamaño de las tumbas, ya que son muy pequeñas lo que, según nos comentó la guía, hace pensar que había mucha mortalidad entre los niños. Lo que es seguro es que la esperanza de vida era corta. Tendremos que tener cuidado a lo largo del recorrido ya que algunas nos las encontraremos en medio del camino. También podemos visitar la Basílica Visigoda que se encuentra a uno de los lados del camino (desviándonos un poco).

Por el camino nos encontramos los restos del acueducto que traía el agua desde una fuente cercana hasta la ciudad. Aunque no era tan impresionante como el de Segovia, cumplía su función. Consistía en un muro de un metro de alto aproximadamente, sobre el que había una tubería de plomo por la que circulaba el agua. Sobre esta tubería se disponían tejas para evitar los cambios bruscos de temperatura.

PMás adelante encontramos el circo, donde se celebraban las carreras de caballos. Ya en aquel momento contaban con un sistema temporizado en el que los caballos salían todos a la vez para que no hubiera diferencias ni trampas.

El anfiteatro, hoy en día en reconstrucción, estaba construido frente al teatro y ambos edificios flanqueaban la entrada a la ciudad. Es una construcción elíptica irregular con 75 metros de largo y una capacidad para unos 5.500 espectadores. Es el mayor monumento de Segóbriga. La arena estaba separa de las gradas por un alto muro para la seguridad de los espectadores. Por debajo de las gradas discurría un pasillo que conectaba las puertas y las habitaciones donde los gladiadores se preparaban y las fieras esperaban a que el espectáculo comenzara.

El Teatro es uno de los monumentos mejor conservados. Las gradas están claramente diferenciadas en tres zonas que quedan separadas por corredores y muretes. Dependiendo de la clase social que se tuviera se podía acceder a una zona o a otra. Frente a las gradas estaría el tablado que era de madera y se sujetaba sobre unos pilares de piedra. PDelante del tablado, en la parte inferior se situaba la orquesta. Debajo del tablado, en la parte final, se encontraba un corredor que servía para que los actores se preparaban.

El foro era el centro social y financiero de la ciudad. Constaba de una plaza situada al este de la calle principal rodeada de un pórtico con grandes columnas que daban paso a los monumentos más importantes de las cuidad. Se cree que en este foro se encontraban las mejores tiendas con los mejores artículos procedentes de Roma, sólo asequibles para unos pocos.

Las Termas Monumentales se construyeron en el siglo I d.C y se destinaban al esparcimiento y los negocios de los ciudadanos de Segóbriga. Lo primero que se encontraban era un patio porticado en el que se realizaba ejercicio. Después estaba el vestuario, con la piscina en el centro. Tenían una sala de agua fría, una sala de agua templada y una de agua caliente, así como una sauna. Hoy en día se pueden ver también las habitaciones de servicio como los hornos que servían para calentar las estancias.

DATOS DE INTERÉS:
El Parque Arqueológico se encuentra en:
Ctra. Carrascosa de Campo a Villamayor de Santiago, s/n.
16340 – Saelices (Cuenca)
Precio Aproximado: 4 – 5 €

Horarios
Del 1 de Abril al 30 de Septiembre:
10:00 a 21:00 h.
Del 1 de Octubre al 31 de Marzo:
10:00 a 18:00 h.
Lunes cerrado, excepto festivos. El Parque permanece cerrado los días 24, 25 y 31 de diciembre y el día 1 de enero.

Descargar

¿Te ha gustado?

Pulsa en las estrellas para valorarlo!

Media / 5. Numero de votos:

¿Te ha gustado?

Siguenos!

Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

Ayúdanos a mejorar!

Anterior

Siguiente

8 Comentarios

  1. Jaime Garcia

    Me ha encantado este artículo. Estoy deseando ir a verlo.
    Gracias.

    Responder
  2. Romanb

    Yo fui hace siglos pero podía ser interesante volver.
    Gracias por el artículo.

    Responder
    • Cherokee

      Nosotros fuimos hace muchos años, cuando la entrada era libre y parece que ahora tienen mas restos descubiertos con lo que la visita es mas interesante.
      También esta el tema del museo y la visita guiada que le dan un plus a la hora de enterarte de que estas viendo.

      Responder
  3. Jaime García

    Pues aprovecha que dentro de nada no podrás salir apenas. 😉

    Responder
  4. Antonio Rodriguez

    Cuando estén un poco mas mayores, aprovechad, es un sitio genial para llevar a los peques. Nuria se lo pasó genial cuando fuimos y acabó haciéndonos de guía, con su folleto en la mano contándonos historias 😀

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies