Visita a la Torre Eiffel

5
(2)

P

En nuestro viaje a París no quisimos perdernos la visita a la Torre Eiffel y hoy queremos compartir con vosotros nuestra experiencia.

Un poco de historia

Hoy en día es el símbolo indiscutible de la ciudad de París aunque no siempre fue así, inicialmente el proyecto no tuvo buena acogida.

Exposición Universal de París

P

La Torre Eiffel se construyó para la Exposición Universal de París de 1889 que era una exposición de ingeniería, arquitectura… Se pidió a los ingenieros de la época que construyeran algo que representara la exposición. Se presentaron varios proyectos pero ninguno se llevó a cabo. Finalmente Gustave Eiffel puso en marcha la construcción de esta enorme torre con la financiación de su familia, a cambio de conseguir una vivienda en la parte más alta de la misma una vez que estuviese terminada.

Uso de la Torre Eiffel

PLa contrucción de la torre fue controvertida ya que los artistas de la época consideraban que era una obra horrible.

Inicialmente la Torre Eiffel servía de entrada a la exposición pero una vez finalizada la exposición no se le encontró ninguna utilidad y no era rentable seguir manteniéndola así que decidieron derribarla, pero debido a las guerras mundiales del s.xx el gobierno encontró una utilidad a la torre utilizándola como antena de radio, con la que consiguieron interceptar mensajes que ayudaron a los aliados.

Debido al interés turístico que París ha experimentado en los últimos años la torre se salvó y ha llegado a nuestros días convirtiéndose en el monumento más visitado del mundo.

PCaracterísticas de la Torre

  • La Torre está construida en hierro y tiene una altura de 300 metros.
  • Su construcción duró algo más de dos años y en ella participaron unas 250 personas.
  • Fue la estructura más alta del mundo durante 41 años, por lo que personas de todo el mundo iban a visitarla para ver esta increíble obra.
  • Es el monumento, que cobra entrada, con más visitas al año de todo el mundo.

Reserva de entradas

PDado que íbamos a visitar París no podíamos dejar pasar la oportunidad para subir a la Torre Eiffel pero cuál fue mi sorpresa cuando fuimos a reservar las entradas un mes antes y no quedaban pases para ninguno de los dos días que estaríamos allí en ninguna hora. Al final optamos por una opción más cara que es visitar la Torre Eiffel sin esperas, es cierto que entramos directamente pero el precio no sé si lo compensa.

En la página oficial podemos reservar las entradas. Además podemos encontrar información útil para nuestra visita y una audioguía que podemos descargar al móvil, aunque está en inglés.

Si no encontramos entradas en la página oficial podemos realizar una búsqueda en Google y encontraremos numerosas empresas que ofrecen visita más cena o visita sin colas, aunque el precio en estos casos es más elevado.

Nuestra visita

PPara subir a la Torre podemos utilizar los ascensores o podemos subir por las escaleras aunque con esta última opción sólo podremos llegar a la segunda planta y tendremos que tener en cuenta que deberemos subir más de 1600 escalones. El precio es algo más bajo si subimos por las escaleras aunque no sé si el ahorro merece la pena.

En cada uno de los ascensores tendremos que esperar pacientemente a nuestro turno tanto para subir como para bajar ya que siempre hay turistas. La espera para subir a la cúpula puede ser la más larga, pero merece la pena ya que las vistas que la Torre Eiffel nos ofrece de la cuidad de París son increíbles.

Hasta la Torre Eiffel fuimos con un guía que nos contó algunos datos curiosos de la torre y poco más.

PYa en la Torre entramos directamente sin tener que esperar ninguna cola y por una puerta dferente al resto por lo que accedíamos a un ascensor diferente que nos llevó a la primera planta, a partir de aquí ya teníamos que esperar como el resto de visitantes.

La subida en ascensor impresiona un poco porque se ve como vas ganando altura poco a poco ya que la cabina tiene un parte que es transparente. Yo no hacía más que pensar cómo podían haber llevado semejantes vigas hasta allí, subirlas hasta su posición y atornillarlas unas a otras con unos tornillos de tamaños que no había visto antes. Sólo pensar en los obreros andando por allí me ponía la carne de gallina.

En la primera planta podemos ver la ciudad aunque la altura no es mucha así que seguimos subiendo, en esta ocasión esperando nuestro turno en el ascensor. Hay que tener paciencia.

PEn la segunda planta la altura ya es mucho mayor y podemos disfrutar de unas bonitas vistas de todo París aunque tampoco nos conformamos con estas vistas, habíamos venido a subir hasta lo más alto así que volvimos a esperar nuestro turno en el ascensor y esta vez la espera fue algo más larga pero vale la pena. Una vez arriba tenemos que subir a lo más alto por las escaleras ya que el ascensor no llega a esa zona, pero es un tramo sólo por lo que no supone ningún esfuerzo.

En lo más alto de la Torre Eiffel podemos disfrutar de unas espectaculares vistas de 360º de la cuidad de París, podemos ver todos los momumentos importantes que posiblemente habremos visitado momentos antes de subir.

  • Hacia el sureste podemos ver la escuela militar, la Iglesia de los Inválidos, el Panteón y la Catedral de Notre Dame
  • Hacia el suroeste el puente de Bir Hakeim y la Estatua de la Libertad
  • Hacia el noroeste podemos ver la Plaza del Trocadero, el Arco del Triunfo y la Défense que son unos rascacielos del distrito financiero de la ciudad.
  • Hacia el noroeste podemos ver el Montmartre, el Museo del Louvre, el Grand Palais.

PEn este piso podemos ver la reconstrucción del apartamento de Gustave Eiffel, así como algunos de los sucesos que tuvieron lugar en la época. Hay que reconocer que lo que en su momento sería un apartamento en un lugar importante de la cuidad hoy se ha convertido en los baños para los turistas.

Lo más normal es ver parejas haciéndose un selfie mientras se besan o alguna pedida de matrimonio. La verdad es que un sitio especial para aprovechar el momento de pedirle matrimonio a tu pareja.

Después de disfrutar de las vistas volvimos a bajar en los ascensores y una vez más tuvimos que esperar en cada uno de ellos. Es increíble la cantidad de gente que se puede juntar en este monumento.

Si algo me gustó a parte de las vistas fue la posibilidad de ver la Torre iluminada ya que esperamos a la noche para poder fotografiarla con la iluminación. Si tenéis tiempo, esperad al juego de luces que hacen a ciertas horas, porque es un espectáculo muy bonito. A Nuria también le encantó.

¿Te ha gustado?

Pulsa en las estrellas para valorarlo!

Media 5 / 5. Numero de votos: 2

¿Te ha gustado?

Siguenos!

Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

Ayúdanos a mejorar!

Anterior

Siguiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies